America travel paraguay motorcycle
Las Cataratas de Iguazú. La Picada 500. Episodio 2 Viajar en moto

Existen dos grandes tipos de fronteras: las naturales y las artificiales. Las primeras aprovechan accidentes geográficos, ríos, mares, desiertos o cordilleras, para delimitar las diferentes áreas de influencia de una nación. Suelen ser éstas las más longevas, pues se establecen como consecuencia del movimiento tectónico o una climatología adversa. En ellas, los contrabandistas desarrollan sus mejores destrezas, presentando gran resistencia al tráfico terrestre. Las artificiales, habitualmente establecidas como acuerdos de postguerra, son líneas imaginarias, escritas en un papel y referidas a meridianos y paralelos, que intentan apaciguar la ambición territorial de los hombres.

Conservar la paciencia y lucir educación exquisita es el único modo hoy en día de lidiar con las barreras que establecen los pueblos para no ser asediados por las culturas limítrofes.

Tras haber sido disputadas las tierras más ricas de Sudamérica, a lo largo del sigo XVI, por los colonos allí establecidos, existen otras que, aún fértiles, son de difícil acceso, situadas en los lugares donde más complicada se hace la vida humana.
De este modo, la Iglesia Católica, en su afán de cristianizar los pueblos americanos y respaldada por las monarquías europeas, establece misiones en los lugares más aislados, donde los intereses económicos son más escasos. Por el momento.

En 1750 Felipe IV, Rey de España, cede en el Tratado de Madrid los territorios de la cuenca del alto río Uruguay en beneficio de la corona portuguesa, permutándolos por la Colonia de Sacramento, damnificando de este modo, y como parte del Tratado, a las misiones Jesuitas que se ven inmersas en la Guerra Guaranítica (1754-1756) junto a los indios Guaraníes para defender, a la desesperada, un territorio que pronto tomaría el carácter de esclavista al ser cedido al reino de Portugal. Tras la matanza, los límites fronterizos de la América colonial están prácticamente establecidos.
En este caso, la triple frontera aprovecha la intersección de los ríos Paraná e Iguazú para establecer el reparto de territorios de tan bello paraje: Paraguay, Argentina y Brasil. Tras las disputas fronterizas de los siglos pasados, han encontrado un marco de prosperidad en una de las fronteras más transitadas de Sudamérica. Regada de sangre en el pasado, es hoy el agua de las Cataratas de Iguazú quien baña y limita las fronteras de estos tres grandes países.

www.lacircunvalacion.com

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

About the author

Muchas gracias por tu comentario, Gracias

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario, sin registrate. Muchas gracias

Visitantes Activos
Ruta
Google +
Translate »
ggg